Menú asequible, cocina fusión y atún catalán: así es Arahy

 

El local, diseñado por la interiorista Sonia Pedregal, tiene una amplia barra, un gran salón y un espacio reservado, donde Rajoy comió, merendó y cenó acompañado de sus más estrechos colaboradores. Mientras, a unas manzanas, los diputados, que discutían su salida de la presidencia, tenían que dirigirse a un escaño vacío (bueno, ocupado por el hoy famoso bolso de Soraya Sáez de Santamaría).

El restaurante cuenta también con una abultada bodega, con vinos exclusivos, no tanto por su precio, sino por su limitada producción, así como una gran carta de espirituosos. En concreto, Rajoy y sus colaboradores acompañaron la sobremesa con dos botellas de whisky y no abandonaron la mesa hasta las 22 de la noche.